UNA SEMANA EN LOS MEDIOS I

CARRETERAY MANTA

La Escuela Universitaria de Turismo de Murcia participa en dos espacios cada semana en la radio autonómica de la Región de Murcia, Onda Regional de Murcia que se emiten cada semana desde los estudios centrales de la avenida de la Libertad de Murcia:

  • En la sección  «Carretera y Manta» del pasado 26 de octubre, hacemos una serie de reflexiones e intentamos dar una serie de consejos para los que viajan con niños. Participo personalmente, dirigido por Jacinto Nicolás y Adolfo Fernández
  • En «Tiempo de Turismo» del 28 de octubre, Rafael Rosa, bajo la dirección de Antonio Escolar, nos habla de agencias de viajes, para lo cual ha invitado al experto agente de viajes y antiguo alumno de la EUTM, Alejandro López Nicolás.

http://www.ivoox.com/carretera-manta-1x05_mn_1533572_1.mp3″ Ir a descargar

Anuncios

DE CUANDO NO HABÍA AUTOVÍAS…

Autovía A-30 a su paso por la ciudad de Murcia.

Autovía A-30 a su paso por la ciudad de Murcia. Año 2012.

El pasado jueves 27 de septiembre fue el Día Mundial del Turismo. Se cumplían cuarenta y dos años desde que la Organización Mundial del Turismo (OMT) aprobara sus estatutos.

Recuerdo cuando bastantes años después de aquella fecha –aunque ya hace algunos- iba a pasar el día a la playa con mis padres y hermanos y, salvo un pequeño tramo en Murcia, no existía ninguna autovía. Entonces pasábamos por todos los pueblos y pedanías de la Región de Murcia para ir a la playa. Teníamos que parar en los frecuentes semáforos y podíamos comprar una caja de melones a un señor que tenía su puesto en la cuneta de la carretera. Los turistas paraban en El Albujón a tomar un asiático y las ventas de carretera tenían más vida. Aunque los minutos tenían sesenta segundos, eran otros tiempos.

En mis recuerdos, también aparece una chica inglesa de intercambio a la que veía una privilegiada pues conocía varios –tres o cuatro, no más- países de Europa y había montado en avión varias veces ya con dieciséis años. Aquella muchacha me comentaba lo sorprendida que estaba cuando hablaba con los de aquí y resulta que casi nadie se había subido a una aeronave o pocos eran los que habían cruzado la frontera. En aquella época era impensable que la ciudad de Nueva York se anunciara en las marquesinas de nuestras paradas de autobús, como así ha hecho en los últimos meses, o simplemente que viajar en avión fuese a veces más económico incluso que hacerlo en coche.

Los españoles y particularmente los murcianos teníamos otra mentalidad. Incluso cuando hablábamos de los países allende los Pirineos, como si fuera otra cosa, decíamos «Europa». Todavía me acuerdo con especial ternura cuando poco después conseguí hacer mi primer viaje a Francia y mi abuela me decía que llevara mucho cuidado «porque por ahí fuera había gente muy mala».

Evoco todo aquello con mucho cariño, aunque las cosas han cambiado, desde hace tiempo somos más Europa y menos aquella España de Paco Martínez Soria. Ese miedo ha desaparecido, y cada vez más, se ha convertido en ansia por conocer otras culturas y otros pueblos.

Los efectos de la globalización en el turismo han hecho que nuestra mentalidad haya cambiado notablemente en apenas dos décadas; aunque también es cierto que una de las consecuencias más inmediatas de la crisis ha sido acortar los desplazamientos y volver en muchos casos a aquella tortilla de patatas en la playa con la que entonces éramos tan felices.

Sin embargo, ya hemos comprendido lo que nos aporta viajar y cuando mejore nuestra economía volveremos a cubrir una necesidad que nosotros solos nos hemos creado. Viajar es la droga más adictiva, una vez la pruebas, estás perdido… aunque dicho así, parece que estamos hablando de algo sucio y feo, no obstante se trata de una buena y sana costumbre, y es que, Benjamin Disraeli –escritor y aristócrata británico del siglo XIX- ya dijo que «los viajes enseñan tolerancia».

Desde estas líneas me permito felicitar a los profesionales del turismo, que han facilitado -y lo seguirán haciendo-  que el viaje sea cada vez menos un sueño y más una realidad, que las distancias tanto físicas como culturales sean cada vez menores y que hayamos cambiado la mentalidad tan rápidamente. En gran parte, es responsabilidad de esos expertos que tengamos más opciones, que en definitiva podamos elegir y por ende seamos más libres.

Artículo de opinión redactado por José Antonio García Ayala, publicado el 04 de octubre de 2012 en el diario «La Verdad», suplemento «Nuestra Economía», página 3.

 

LA RADIO DEL SIGLO: TURISMO. NÚMEROS CANTAN:

Onda Regional de Murcia

ORM: La radio autonómica de la Región de Murcia

En este post os presento el espacio de hoy de «La Radio del Siglo», de Onda regional de Murcia. Una vez más, Adolfo Fernández y Jacinto Nicolás me han invitado a dar mis opiniones en su gran programa de la radio autonómica. Hoy hemos hablado de todo un poco: del síndrome prevacacional, de las perspectivas turísticas para este verano, etc…al fin y al cabo el turismo es el sector que nos sacará de esta maldita crisis. Además, para mi ha sido un placer compartir micrófono con el que fue mi profesor Juan Ortín; veintiún años después (nada más y nada menos) nos hemos sentado en el mismo estudio de la radio autonómica. ¡Un lujo y como siempre, una experiencia!

http://www.ivoox.com/radio-del-siglo-numeros-cantan_md_1322035_1.mp3″ Ir a descargar

A PROPÓSITO DE JOSÉ MELIÁ…

La radio del siglo en ORM

El día 04 de junio de 2012, José Meliá, importante y célebre empresario valenciano habría cumplido 101 años. En el programa «La Radio del Siglo» de Onda Regional de Murcia, Jacinto Nicolás y Adolfo Fernández dedicaron la primera parte del mismo a esta efemérides que a su vez sirvió como excusa para invitarme a colaborar con ellos hablando de cadenas hoteleras…¡¡¡Toda una experiencia!!!

http://www.ivoox.com/aniversario-jose-melia_md_1268098_1.mp3″ Ir a descargar

EL TURISMO COMO ALTERNATIVA A LA CRISIS:

Se presentan nuevas oportunidades

Se presentan nuevas oportunidadesque no podemos dejar escapar.

El secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Taleb Rifai, declaraba recientemente que «el empleo en el sector del turismo será clave en la solución a la crisis económica en España». Y es que este año 2012 las previsiones apuntan a que el número de turistas internacionales llegará a los mil millones en todo el mundo. Paralelamente, nuestro país se consolida como cuarto destino en número de turistas (que previsiblemente llegue a los sesenta millones a lo largo este ejercicio) y como segundo donde el gasto por turista es mayor; no en vano, 2011 implicó una subida cercana al 9% con respecto a 2010, con unos ingresos ligeramente superiores a los 43.000 millones de euros. En la Región de Murcia, el aporte al PIB regional del turismo se acerca cada vez más al 10%, y el gasto turístico de 2010 fue superior a 2.600 millones de euros.

Los españoles, con un poder adquisitivo que se ha visto reducido en los últimos años decidimos quedarnos en España a la hora de viajar. La gran ventaja de que los compatriotas decidan no viajar tanto allende nuestras fronteras y por tanto la Región se plantee como posibilidad para sus vacaciones, es que si les gusta nuestro territorio y vuelven a sus casas con una buena experiencia, pueden convertirse en lo que ahora está tan de moda en el mundo de las redes sociales y del marketing viral: en activos fans y prescriptores del producto «Región de Murcia», que sin coste alguno posterior hablarán bien de nuestra comunidad y atraerán a su vez más visitantes.

Por otra parte, mercados tradicionalmente emisores como Alemania o Francia, parece que progresivamente van saliendo de la crisis y por tanto vuelven a tener mayor facilidad para volver a viajar a nuestro país. Se da cierto paralelismo con el boom turístico de los años sesenta, cuando nuestros hermanos europeos salieron de su posguerra con diez años de antelación a España: entonces vinieron por el producto y por el precio. Ahora es posible volver a captarlos además por la calidad y la experiencia que podemos y sabemos ofrecerles.

Para consolidar el destino genérico «Región de Murcia» dentro del panorama turístico actual nacional, se hace necesario cuidar nuestro producto y hacer que dichos turistas nacionales e internacionales se lleven una buena imagen.

Puesto que sumamos turismo nacional e internacional, el consumo del producto turístico regional será mayor. Además, el turismo implica otras actividades y sectores que le complementan; es decir, el maltrecho consumo aumentará. Análogamente debemos destacar que la demanda ha cambiado por de la crisis, es decir, se demandan nuevos servicios más competitivos y a menor precio, a la par que los tradicionales necesitan una mejora en ambos factores sin merma de calidad. Es aquí donde las empresas deben jugar un activo rol en la innovación de su producto, la diversificación y la interpretación de los deseos de los consumidores.

Hace ya algunos años Albert Einstein entendió la crisis como una bendición que aportaba progresos, pues es precisamente en estos momentos cuando nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Del mismo modo, la escritora Elsa Punset declaraba hace unos días que «las crisis son sólo procesos de reajuste, que deben aprovecharse para cambiar todo lo que no funciona y favorecer que el mundo sea cada vez mejor…las emociones son contagiosas, por eso hay que hacer un esfuerzo para intentar transmitir buenas ideas, ganas y cariño a los demás». Para este verano las perspectivas son buenas y debemos entender esta coyuntura como una nueva oportunidad para abandonar esta crisis. Ahora es el momento de la creación e la innovación…por ello, los profesionales del turismo estamos en la obligación de entender esta nueva oportunidad que nos brinda el destino y hacer posible un segundo boom turístico en la Región de Murcia, aprovechando nuestra experiencia, repitiendo los aciertos y suprimiendo los errores. Además, si queremos hacerlo bien, la ventaja competitiva frente a otros destinos sería convertirnos en pioneros, pues en todo, siempre gana más el primero.

Artículo de opinión redactado por José Antonio García Ayala y Rafael Rosa Sandoval, publicado el 31 de mayo de 2012 en el diario «La Verdad», suplemento «Nuestra Economía», página 3.